Las Esponjas de Baño Vegetales son Ideales Para la Piel

esponjas-vegetales-para-piel

La mayoría de las esponjas de baño que usamos son sintéticas, fabricadas con fibras de celulosa o con polímeros plásticos que pueden agredir nuestra piel. Las esponjas vegetales, vuelven a ponerse de moda con el auge del uso de productos de origen natural para el cuidado de nuestro cuerpo.

Las esponjas naturales son más suaves que las esponjas sintéticas, y aunque son más caras, su duración es mayor y son mucho más resistentes.

Es importante saber que nuestra piel, sobre todo la del rostro es muy fina. Por ello hay que cuidarla y tratarla con mucha delicadeza. Los tratamientos básicos que le debemos dar son: exfoliarla una vez a la semana, limpiarla mañana-noche, hidratarla correctamente y protegerla del sol.

Con respecto a la exfoliación, es una etapa importante para poder limpiar la piel, permitirle respirar y regenerarla de manera natural. De esta manera, las cremas hidratantes, mascarillas naturales u otros productos de belleza que utilicemos serán mucho más eficaces, ya que nuestra piel estará mucho más receptiva.

La exfoliación, puedes hacer una vez al mes. Realiza una exfoliación natural y usa la esponja natural para favorecer el proceso regeneración de la piel.

Después de esto, tu piel estará suave, con vitalidad y evitarás que tus poros se obstruyan con impurezas.

Si quieres saber más sobre las esponjas naturales para el cuidado de tu piel, aquí tienes toda la información que necesitas acerca de estas maravillas.

¿Cuáles son los beneficios de las esponjas vegetales?

Exfolian la piel

La esponja vegetal es un efectivo exfoliante natural para suavizar y evitar que los poros de la piel se tapen. Además, ayudan a retirar las células muertas de las capas superficiales de la dermis haciéndola más suave y radiante.

Estimulan la circulación y ayudan a evitar el envejecimiento prematuro de la piel

Otro de los beneficios de las esponjas naturales es que favorecen la circulación sanguínea. Masajear suavemente nuestro rosto con ellas, usando un aceite o crema limpiadora ayuda a que nuestra piel se regenere, se estimule y evitemos de esta manera el envejecimiento prematuro. Es ideal también, utilizar esta esponja natural para el cuerpo durante la ducha, gracias a esto nos desharemos poco a poco de esa molesta celulitis y nuestra piel estará mucho más sana.

Suavizan la piel

Por su efecto exfoliante y estimulante, las esponjas vegetales dejan tu piel más suave y limpia ¡Ya verás tú los resultados!

¿Como exfoliar la piel utilizando las esponjas naturales?

Exfoliante facial

Primero que todo, humedecemos la esponja con agua y jabón neutro (yo uso un día de por medio miel en vez de jabón para evitar resecar mi piel y nutrirla ¡Es súper efectivo!). A continuación, para exfoliar la cara, realizamos un masaje con movimientos circulares en el rostro comenzando por la barbilla y subiendo hasta los pómulos. Luego terminamos con la frente y la nariz.

*No es recomendable realizar este tratamiento más de una vez por semana, ya que puede ser demasiado abrasivo para la piel. Si tienes problemas de piel lo mejor es cons/ultar antes con tu dermatólogo.

Exfoliante corporal

Para exfoliar bien tu piel, usa un jabón suave y aplica algunas gotitas de aceites esenciales sobre tu esponja de baño. Usando la esponja vegetal, con movimientos circulares lava tu cuerpo de abajo hacia arriba. Esto, favorecerá la circulación y oxigenación de la piel.

¿Es la esponja vegetal ideal para todos los tipos de piel?

Sí, las esponjas de baño naturales son ideales para todos los tipos de piel, sexos y edades (incluso es ideal para limpiar la piel de los bebes).

Al ser de origen natural, no es agresiva con la piel y trae grandes beneficios a esta. Sin embargo, la esponja por su alto poder exfoliante, no es aconsejable utilizarla sobre pieles dañadas, ni irritadas ya que pueden agredirla aún más.

¿Que cuidados debemos tener con nuestra esponja de baño?

Para un correcto mantenimiento de la esponja natural, primero que todo, debes lavarla muy bien cada vez que termines de usarla retirando todos los restos de jabón, crema o aceites.

Segundo, ponerla sobre una base que le permita respirar y tener un secado rápido. De esta manera, evitarás que tome malos olores o que se llene de hongos. Por esto, está ¡PROHIBIDO! colocarla en lugares húmedos o guardarla mojada en recipientes que no le permitan respirar.

Un truquito, una vez al mes lávala con alcohol y déjala secar al aire libre. Luego, lávala nuevamente con agua tibia antes de utilizarla. De esta manera la desinfectarás y evitaras que se llene de microbios.

La esponja no es eterna. Por cuestiones de higiene, lo mejor es cambiarla cada 5-7 meses.

¿Qué tipos de esponjas naturales existen?

Hay varios tipos de esponjas vegetales que podríamos mencionar, estas pueden ser de origen marino o pueden ser provenientes de algunas raíces como es el caso de la esponja Konjac.

Todas las esponjas son ideales para la piel, lo importante es que estas sean 100% de origen natural.

Para exfoliar tu piel, te recomendamos utilizar las esponjas naturales Demospongia (las más comunes de las esponjas) o las de Konjac (ideales para el rostro, hechas a base de raíces de una patata originaria de Asia).

La verdad que nos encantan estas esponjas vegetales, estas le proporcionaran una suavidad y bienestar a tu piel únicos.

[0 - 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *